Potencia el desarrollo de tu marca

AQUÍ

¿Qué servicio necesitas?

¿Qué no hacer al abrir un ecommerce?

errores al abrir un ecommerce algoritmo

En este nuevo artículo de la agencia digital Algoritmo, entérate cuáles son los principales errores y problemas que se comenten regularmente al abrir un ecommerce nuevo y cómo solucionarlos.


Es imposible hacer todo perfecto a la primera. En cada actividad que realizamos durante nuestras vidas, existe una etapa de prueba y error en la que perfeccionamos nuestras acciones, de manera que podamos lograr una regularidad. Lo mismo sucede con las empresas, las cuales tienen que analizar diversos factores en sus actividades y resaltar los problemas que les impiden desarrollarse y alcanzar el retorno de inversión deseado. Esto es particularmente recurrente cuando un negocio desea abrir un ecommerce.

Abrir un ecommerce no es lo mismo que comenzar un negocio tradicional con un local físico. Aunque no se trate de un proceso extremadamente complicado, la manera en la que las cosas funcionan en Internet obliga a prestar mucha atención a los detalles, a investigar un mercado digital con un comportamiento diferente y a aprender a utilizar herramientas nuevas.

Para que puedas desarrollar un ecommerce sin ningún problema, es necesario que puedas identificar los problemas que surjan durante el proceso y saber cómo evitarlos. Por eso, te invitamos a leer el siguiente artículo de la agencia digital Algoritmo sobre lo que no tienes que hacer al abrir un ecommerce nuevo.

Dejar de lado al público objetivo y segmentar de forma equivocada

Empecemos con los errores que puedes cometer durante el desarrollo de la estrategia que piensas seguir durante y después de la implementación de tu ecommerce. Estos dos primeros errores tienen que ver con el análisis del mercado al que piensas dirigirte: el público objetivo y la segmentación.

Ningún ecommerce puede funcionar si no conoces al público ideal para tu marca. Hay millones de usuarios navegando día a día en el Internet y no todos van a ser tus consumidores. Por eso, debes buscar a aquel público que sí pueda estar interesado en tus productos y servicios. Cuando los encuentres, debes luego conocer sus gustos y necesidades, su comportamiento y la manera en la que les gusta comunicarse. Solo de esa manera, podrás generar contenidos diseñados específicamente para ellos, ofrecerles soluciones a sus problemas y desarrollar una relación con ellos.

Si omites la búsqueda de tu público objetivo o si al realizar el estudio de mercado no consideras todas las variables necesarias para crear una estrategia de marketing digital adecuada, tu nuevo ecommerce tendrá problemas para despegar.

Escoger la plataforma equivocada y no pensar en el crecimiento de la empresa

En la actualidad, existen muchas formas de abrir un ecommerce nuevo. Así como puedes diseñar tu sitio web desde cero, también existen un gran número de plataformas especializadas en el desarrollo de tiendas en línea. Y escoger la adecuada es un factor importante en el nivel de éxito de tu empresa, porque tienen una influencia muy grande en la manera en la que exhibes, vendes y atraes al público.

Es importante que consideres la clase de productos y servicios que piensas ofrecer, el control que quieres tener sobre la plataforma y las herramientas que necesitas aplicar para lograr un correcto funcionamiento del ecommerce. Además, piensa también en la cantidad del monto de inversión que puedes aplicar en la tienda, así como la clase de experiencia que quieres que tus usuarios vivan con tu marca.

Asimismo, es importante pensar también a futuro. Y eso significa escoger una plataforma que permita crecer a tu ecommerce. Es importante mantener las cosas simples durante el inicio de la implementación del ecommerce. De esa manera, podrás familiarizarte con todas las herramientas y estrategias que tengas que aplicar. Sin embargo, si el negocio comienza a crecer, tendrás que expandir tus horizontes, implementar herramientas y aplicaciones más complejos, agrandar el catálogo, etc. Por esa razón, necesitas un diseño de ecommerce que pueda evolucionar a la par que el negocio mismo.

Diseñar un ecommerce con una mala experiencia de usuario

La experiencia del usuario equivale al servicio que le puedes brindar al público. Al ser un autoservicio, cada elemento dentro de la tienda online debe funcionar de manera correcta para que no haya errores, para que la navegación no sea confusa ni lenta y para que pueda realizar una compra desde el dispositivo en el que se encuentre el usuario. Por eso, la experiencia de usuario es importantísima tras abrir un ecommerce nuevo. Esta involucra factores como los siguientes:

  • Una mala optimización de las imágenes: las imágenes y todo elemento visual dentro de un ecommerce son vitales, porque son el único medio que tienen los usuarios de conocer el producto en cuestión. Sin embargo, es muy común encontrar ecommerce con imágenes pesadísimas, de mala calidad o que ni siquiera están relacionados con el producto. Problemas como estos provocan malestar en los usuarios y también afecta la velocidad de carga de la página. Por eso, las imágenes deben ser de gran calidad, pero ligeras a la vez, pesando no más de 100 kb. Además, deben contar con una metadescripción y un metatítulo con las palabras claves para que pueda posicionarse de mejor manera en Google.
  • Productos difíciles de encontrar: No hay nada más molesto que navegar por un ecommerce desordenado. Por eso, es necesario crear categorías de productos claras que engloben los productos y servicios correspondientes en ellas. Asimismo, los filtros y las herramientas de búsqueda tienen que ser intuitivas. La manera en la que los usuarios buscan los productos es siempre a través de palabras claves. Por eso, tienes que analizar este comportamiento e implementarlo en la web para que puedas facilitar el proceso de búsqueda y navegación.
  • Diseño web que no es responsive: Los dispositivos móviles inteligentes, como smartphones y tablets, son las herramientas predilectas para los usuarios de la actualidad, en especial para realizar compras. Por eso, es importante que tu web ecommerce sea responsive. Es decir, pueda adaptarse a cualquier dispositivo desde el cual el usuario ingrese y navegue por la tienda.

Problemas en la atención y comunicación con el cliente

Todas las personas esperan una buena atención de parte de las empresas. Es probablemente uno de los factores más importantes durante el proceso de fidelización de clientes. Al abrir un ecommerce nuevo, es vital que mantengas una comunicación constante, efectiva y amigable con tu público antes, durante y después de la compra. De no hacerlo, podrías perder muchos clientes.

Como marca, tendrás muchos medios a través de los cuales te podrás comunicar con tu público. Estos son redes sociales, formularios de contacto, correos electrónicos, comentarios en las publicaciones del blog corporativo e incluso por WhatsApp. En estos, encontrarás personas con dudas, preguntando por los productos, servicios y promociones o haciendo simples comentarios en las publicaciones. Esta es una oportunidad que no puedes desaprovechar. Mientras más rápido puedas contestarles, más rápido podrán tomar una decisión respecto a tus productos, impulsándolos a realizar una compra.

Este nivel de atención debe perdurar durante el proceso de compra y no debe perderse después de generada la venta. Tras ella, mantente en contacto con el cliente a través de correos electrónicos automatizados, en donde les puedes agradecer por la compra, solicitarles un feedback sobre el servicio y, con el paso de los días, ofrecerle recomendaciones relacionadas al producto comprado e incentivos que lo inviten a volver a comprar en tu tienda. Además, presta atención a los posibles comentarios sobre tu marca en redes sociales tras las ventas, tanto los buenos como los malos.


Si necesitas la asesoría de una agencia digital especializada en ecommerce para la gestión de tu tienda en línea nueva, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.